Rutina, el pan de cada día? -Priv. Dino-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rutina, el pan de cada día? -Priv. Dino-

Mensaje por Hibari Kyoya el Dom Abr 04, 2010 8:50 pm

Spoiler:
Todos se habían marchado ya, el instituto había quedado desolado o así habría sido si él se hubiera marchado también. Estaba sentado en aquella mesa tras el escritorio, girado para ver el exterior desde la ventana. Aburrido, nada que hacer para el comité y nadie con quien distraerse. Un pequeño y casi inaudible bostezo escapó de sus labios, quizá era momento de irse a casa... o quizá no.
Se levantó del asiento y tras ver como Hibird salía por la ventana hacia algún lugar se encaminó a la salida, pero sus pasos se detuvieron frente el amplio sillón. Nada que hacer... Sin mas se tumbó y tras encontrar la postura "perfecta" cerró los ojos, no tardando demasiado en quedar dormido pero sus sentidos, aún dormido, se mantuvieron alerta a su alrededor.

Spoiler:
Namimori, siempre que venia a Japón por negocios no podia evitar el impulso de venir a visitar a mis conocidos en esta pequeña ciudad que a pesar de ser pequeña lograba tener una belleza unica.

Habia logrado convenser a Romario y a los demás guardaespaldas de tomarse unas horas libres en el bar Karaoke que tanto disfrutaban, por mi parte queria estar unos momentos a solas y pasar a visitar a cierta persona.

Sonrei al ver el instituto namimori frente a mi, me sorprendi un poco a no ver a nadie en el patio u oir algo de actividad en lso alrededores, quizas ya era demasiado tarde para los clubs deportivos y todos se habian ido a casa. A pesar de eso no me desanime ya que las rejas seguian abiertas y eso queria decir que tal vez aun habia alguien dentro de la escuela.

Con una sonrisa comenze a caminar por entre los pasillos de forma silenciosa, queria sorprender a kyoya con mi visita ya que habia pasado mucho tiempo desde la ultima vez que nos vimos, pero al subir las escaleras resbale con algo y cai ruidosamente por las escaleras

- pero que!? ... deberian de tener más cuidado al limpiar los escalones... -

Un poco molesto por el descuido de los intendentes del instituto, me levante y reacomode mis ropas, subi de poco en poco las escaleras y cuando finalmente llegue al siguiente piso y gire a mi derecha, choque con un monton de herramientas frente a mi.

Mi tropiezo me hizo sujetarme de la cosa más cercana por mero reflejo, pero esto era una escalera plegable con una cubeta llena de agua la cual termino encima de mi cabeza y empapandome por completo.

Quitandome la escalera de encima bufé algo molesto- ¿a quien se le ocurre dejar las cosas a mitad del pasillo!? .... solo espero todo esto no haya delatado mi presencia en el edificio - Nuevamente me levante y exprimi mis ropas, continuando el ya tan conocido camino hacia la oficina de kyoya

Spoiler:
Bien podía decirse que su sueño fino a veces hacía mal. Cualquier sonido, a veces inahudible a oídos "humanos" podía despertarle y en el mayor de los casos lo hacía con ganas de golpear al primero que pasara por delante suya.
Sus parpados se abrieron, el aleteo de un insecto pasar cerca su oído lo alarmó; frunció el gesto y de un simple manotazo se deshizo de él.

Volvió a cerrar los ojos cuando la calmá regresó, o al menos eso pensó hasta que escuchó cierto jaleo. Movió la cabeza en dirección a la puerta, o bien aquel grupo de inútiles habían dejado algo en mala posición y había caído -algo poco probable debido al escándalo- o bien no estaba tan solo como pensaba. Sus labios se curvaron en una sonrisa ladina, algo de distracción al fin.

De forma calmada, casi pausada, se sentó en el sofá mientras su mirada se mantuvo fija en aquella puerta como si calculara mentalmente la distancia en la que debía estar aquella persona. Lo pensó arduamente, según había escuchado ese día habían echo una limpieza bastante a fondo así que lo mas seguro sería algún objeto mal colocado, perdida de tiempo si iba.

-Banda de herbívoros...

Cerró los ojos e inclinó la cabeza hacia atrás hasta dejarla apoyada en el respaldo del asiento, quizá ya fuera hora de ir a casa si pensaba pasarse el rato durmiendo.

Spoiler:
Mirando por sobre mi hombro me fije en el pequeño rastro de agua que iba dejando a mi paso, intente ir cerca de la apred para que nadie se resbalara si lo pisaba.

- estos dias ya nadie se fija por donde camina (pense) -

Y fue lo ultimo que cruzo por mi mente antes de perder mi suelo y caer nuevamente por las escaleras paralelas a las que habia subido. Quejandome un poco me sobe el golpe que me di en la cabeza y maldije levemente en mi lengua natal mientras comenzaba a levantarme nuevamente y subia otra vez

- el instituto esta demasiado extraño, nunca habia tenido tantos accidentes cuando romario me acompañaba... y no recuerdo esa escalera ahi, ¿quizas remodelaron? ah.. mi cabeza... -

Negue un poco con mi cabeza, un jefe mafioso no puede estarse quejando de una contusion... o dos... o siete. solte un leve suspiro y finalmente llegue al piso indicado, una sonrisa se dibujo en mi rostro mientras caminaba tranquilamente hacia la puerta de la oficina de Kyoya, seguramente él estaria muy feliz de verme.... muy muy en el fondo al menos.

Sonriendo abri la puerta de la oficina, no contando con haber usado mucha fuerza y golpeandome en la frente con el borde de esta, probalmente la aceitaron demasiado

- ah!... ite ite ite.... -

Spoiler:
Cruzó las piernas a penas sin moverse de lugar, lo cierto que de seguir así acabaría quedándose dormido nuevamente. Sin embaro en esos momentos no deseaba dormir así que incorporó la cabeza. De nuevo su mirada paseó por la habitación, nada que hacer, ¡nada! O bien acababa durmiéndose profundamente o le acabaría dando un mal humor impresionante. Giró la mirada a la ventana y movió los labios dispuesto a silvar aquella melodía, pero el sonido de la puerta abrirse le hizo callarse.

No le hizo falta girarse para saber quien era, aquella voz aunque solo fueran quejas la reconoció al momento. Sonrió ladino a la par que cerraba sus ojos.

-Dino Cavallone... - nombró mientras, sin mover mas que el cuello, giraba para verle.

Al parecer su aburrimiento había llegado a su fin. De no haber sido la única persona a la que podía llamar rival, tan solo al haber escuchado la puerta abrirse se habría lanzado a golpearlo hasta dejarlo sin sentido, pero se detuvo y en consecuencia sus manos se encontraban sujetas a sus tonfas.

-Hn... ¿Qué haces aquí?

Spoiler:

Entrando un poco más en la oficina mientras me sobaba la frente, oi la voz de kyoya y lo vi ahi frente a mi, tonfas en mano y la misma expresion de siempre .... pero careciendo la tan familiar aura asesina y su 'te mordere hasta que mueras' ... genial, estaba calmado!

Le sonrei con amplitud mientras llevaba mis manos a mis bolsillos eh ignoraba la frialdad de su pregunta.

- Hola Kyoya! vengo a visitarte, ¿a que más? ... tengo demasiado tiempo sin verte, meses ... ¿acaso no extrañaste mi compañia Kyoya? -

Mi dolor de cabeza comenzaba a desvanecerse y senti como Enzio se movia un poco en mi bolsillo, quizas tenia un poco de hambre, aunque estaba temblando, mhhh curioso. Por alguna razon me acorde de que los animales tenian la habilidad de presentir el peligro antes de que algo ocurriera pero con Hibari siempre habia peligro, era parte del atractivo de su compañia... nunca sabes cuando podria atacarte.

- me alegra poder haberte encontrado Kyoya, vi la escuela tan vacia que por unos momentos llegue a pensar que quizas te habias ido a casa -

Me sente en el brazo de uno de los sillones y le mire bastante contento

Spoiler:
Parpadeó mientras le escuchó, así que solo estaba de visita. Mantuvo su rostro serio, aquella pregunta le desconcertó en cierto modo. No podía negar que había extrañado aquellas peleas, a su alrededor solo habían grupos de herbívoros que en un solo golpe ya salían corriendo de no haber caído inconsciente, algo que le disgustaba enormemente.

-Ya casi me iba...

En eso recordó el estruendo que le despertó, entrecerró la mirada y sonrió ladino, en cierto modo burlón. No cabía duda, había sido él... y aunque no fuera la realidad para si mismo lo había sido. Apretó mas sus dedos contra las tonfas, alzando lentamente una.

-Wao... ¿Fuiste tu el que hizo el escandalo que me despertó?

Se levantó colocándose en posición de ataque, fuera cual fuera la respuesta sus movimientos iban a ser los mismo. Su sonrisa desapareció y sin mas se avalanzó sobre el otro, alzando una de sus tonfas para golpearle.
Spoiler:

Me senti aliviado de ver que habia llegado justo a tiempo y alcanzado a kyouya antes de que se fuera a su casa, pero hubo algo en aquella sonrisa que me dedico... no era algo bueno, una sonrisa en kyouya siempre me parecia algo extraño y hermoso al mismo tiempo, pero esta vez me hizo sentir un muy ligero escalofrio. Frunci ligeramente el entrecejo al notar la pequeña burla que me hacia

- cual escandalo?... solo me tropece con una cuantas cosas, mira que en los pasillos hay demasiadas cosas en el suelo y---OWH! -

Kyouya se lanzo hacia mi con sus tonfas listas para fracturar y machacar cualquiera de mis extremidades. Al intentar evitar que su tonfa me golpeara en la cabeza, termine resbalandome por el brazo del sillon y golpeandome con el suelo, me levante lo más rapido que pude... en una pelea con mi pequeño estudiante nunca habia que dejar expuesta la vulnerabilidad o se lanzaria sobre ti como un león hambriento.

- valla... ya me extrañaba tener una bienvenida tan tranquila kyouya -
Saque mi latigo y lo observe sonriendole de forma un tanto presumida, con un movmiento rapido de mi latigo intente desarmarle peero extrañamente unicamente logre enredarlo un poco y cuando jale de mi arma algo me llevo hacia kyouya y quedamos bastante cerca el uno del otro ( los enredo a ambos ).

Parpadee sorprendido sin comprender bien que habia ocurrido eh intente moverme... pero lo unico con libertad de movimiento eran mis piernas y mi muñeca izquierda, mire a mi estudiante mientras una pequeña gota de sudor resbalaba por mi nuca y una sonrisa algo apenada

- ... oh... parece ser que estamos en un aprieto, aunque debes admitir que la posicion no es tan incomoda, kyouya -


Spoiler:
Al ver que había fallado en su intento de golpearlo se incorporó girando en seco para no darle la espalda al "enemigo". Observó el látigo y sonrió ladino, disfrutaría mas así que no solo atacar y que el otro esquivara.
Movió los brazos de nuevo colocándolos en posición de ataque, pero el otro se adelantó enredándolo con el látigo. Intento soltarse pues era poco el agarre, al parecer había pillado una de sus tonfas y esta se le clavaba en las costillas con lo que antes de seguir con su esfuerzo la soltó dejándola caer al suelo. Había echo mal en soltarla, mas al notar la cercanía.

-Quizá no lo sea para ti. - Arrugó la nariz, si ahora el otro incluso estaba enredado mas movimientos de intento en soltarse solo enredaría mas la cosa. - En cuanto me sueltes te voy a morder hasta la muerte.

Tenía los brazos ocupados, o mas bien inmoviles, así que alzó la piernas hacia atrás y como pudo le dio una patada, bastante torpe por no ver donde golpeaba. Frunció el gesto viendo al otro. Soltó la otra tonfa dejando que cayera a un lado.

-¿Como piensas sacarnos de esta?...

Se mantuvo quieto, evitando el cualquier movimiento en falso e irse al suelo ya fuera con el otro encima o al revés... negó con la cabeza para si mismo ante esa sola idea.


avatar
Hibari Kyoya
Administrador

Mensajes : 93
Edad : 25
Arma : Tonfas
Llama : Nube

http://dl.quijost.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rutina, el pan de cada día? -Priv. Dino-

Mensaje por Hibari Kyoya el Dom Abr 04, 2010 9:07 pm

Spoiler:
Ante los comentarios de Kyouya solo atine a reir, ¿que más podia hacer en una situacion como esta?... aunque despues de rirme senti un rodillazo en mi pierna e internamente agradeci que estuvieramos lo suficientemente cerca como para que Kyouya no pateara zonas más vulnerables de mi anatomia.

- bueno.. para empezar, si nos saco de esta considerare seriamente el no liberarte, se mordido hasta morir no forma parte de mi agenda del día Kyouya jejeje pero veamos... ~ -

Continue sonriendole a pesar de sentir como algo de irritacion comenzaba a literalmente emanar de su cuerpo y poco a poco intente mover mis brazos.

Esto era bastante dificil por no decir incomodo y debido al movimiento que tenia que hacer con mis hombros algunas veces llegaba a sentir que perdia el balance pero lo recuperaba rapidamente, sin embargo esto era debido al chocar con algunos de lso muebles de la oficina y creo que logre oir algo romperse, no estoy seguro, estaba demasiado concentrado en el hecho de lograr safar un poco las ataduras de mi propio latigo.

- ah, creo que... ya! ya casi! AJA!......................... !!!-

Mientras intentaba liberar al menos uno de mis brazos, hacia tenido que rozar constantemente a kyouya y siendo él alguien que no gusta tanto del contacto fisico creo que el hecho de que mi mano terminara tan cerca de su trasero y aun más enredada no era algo muy bueno.... comenzaba a tener el presentimiento de que quizas este no era mi dia de suerte despues de todo.

Spoiler:
Rodó los ojos, en algún momento si o si tendría que soltarle quisiera o no. Estaba por mandarlo todo al cuerno, sufrir por unos instantes pero poder salir de ese dichoso agarre cuando sintió una mano cerca de su trasero. Quedó estático por unos segundos, ¿el que ya casi estaba?
Movió la cintura hacia adelante en un intento fallido de que no le tocara, no cayendo en que con ello rozaba una zona mas vulnerable. Agachó la cabeza en disimulo a un casi invisible sonrojo debido al movimiento anterior, juraba mentalmente que se la regresaría al rubio fuera como fuese.

Suspiró mentalmente, se removió bruscamente para tratar de que el látigo cediera pero lo único que logró fue perder el equilibrio y con ello casi irse de espaldas. Por suerte pudo apoyar el pie antes de irse al suelo.

-¡Hm! Yo no veo donde está el "ya casi". ¿Por qué viniste solo? De no haber sido así todo esto no estaría pasando.

Ahora que lo pensaba, había echo mal en tirar las tonfas. Podría haber intentado romper el látigo con los pinchos, aunque fuera con una buena sarta de paciencia, algo que le faltaba. Frunció el gesto y buscó lo que sería el inicio del arma, si la encontraba podría deshacer todo ese enredo o al menos aflojarlo lo justo para poder salir y poder dejar de sentir todo aquel contacto físico, lo que mas le molestaba además de no poder moverse.

-... Dile a tu animal que muerda el látigo este.
Spoiler:

Pors unos segundos Kyouya se quedo completamente quieto y momentos despues se movio de forma un tanto brusca intentando liberarse, afortunadamente kyouya tiene buenos reflejos y no nos hizo perder el equilibrio a ambos, en cambio comenzo a reclamarme, levante ligeramente una de mis cejas mientras seguia intentando encontrar una posicion que nos ayudara a salir del problema

- Kyouya, soy jefe de más de 5 mil hombres y en la mafia no tenemos precisamente un calendario con dias festivos, se merecen un descanso de vez en cuando, además... -

Continuee forcejeando un poco y nuevamente estuve a punto de caer encima de kyouya pero gracias a él nos mantuvimos en pie.... desgraciadamente cuando uno cae inmediatamente intenta sujetarse de la cosa más cercana a uno y en mi caso lo más cercano a mi mano, por muy firme y bien formado que estaba, no era lo más recomendable para sujetarse.

Tuve que pensar un tanto rapido y no darle oportunidad al joven literalmente pegado a mi de procesar lo que habia pasado en menso de unso segundos asi que con una sonrisa continuee hablandole normalmente.

- además, enzio no podria cortar el latigo, reborn me lo dio y es de material sumamente resistente... y hablando de Enzio... ¿donde esta? -

No sentia el tan familiar bulto en mi bolsillo y definitivamente Kyouya se habria quejado de estar el duro caparazon de mi tortuga entre ambos, busque a mi masocta con al mirada y lo encontre rapdiamente, ahi estaba, sano y salvo en la mesa de centro con el pajarillo de kyouya y eso me hacia preguntarme ¿como rayos llego enzio alli!?

- mhh quizas alla algo en el escritorio que nos sirva, aunque si eh de ser sincero, esto podria considerarse como tiempo de calidad entre maestro y alumno Kyouya -

Me movi un poco en direccion al escritorio, quizas habria algo de utilidad ahi, en uno de los pasos pise algo que me hizo resbalar hacia atras y caer pesadamente en el sillon donde kyouya dormia y con él pelinegro encima de mi y nuestros rostros un poco cerca el uno del otro... ahh... ¿acaso esto podria ponerse más extraño?... probablemente si

Spoiler:
Pensaba internamente en las mil posibles mordidas que podría darle al rubio una vez todo ese momento, vergonozo e irritante para él, terminara cuando notó la mano de este sujetarse en él. Casi podía apreciarse un tic nervioso ante eso aunque a penas pudo entre abrir sus labios cuando le escuchó.

Cerró los ojos por unos instantes, acabaría con una ulzera a ese paso.

-Esto no es mas que tiempo perdido - espetó segundos antes de sentirse "tirado" hasta caer sobre el rubio.

Parpadeó en un intento de recolectar toda la información necesaria. Lo único bueno de esa posición era que no había recibido golpe alguno. Cualquier roce contra el otro que no fuera su puño en su cara le estaba irritando en esos momentos mas no pudo mas que sonreír ladino.
Al poco sus labios se abrieron buscando una zona libre, a lo cual no pudo mas que morderle el hombro al otro. El único lugar al que podía arrimarse sin que fuera su rostro.

-Dudo que encuentres algo de utilidad ahora.

Incorporó de nuevo la cabeza para verle directamente. A pesar de que su rostro no mostraba expresión alguna mas que aquella sonrisa ladina, como si quisiera demostrar que a pesar de la situación en la que se encontraba seguía teniendo el control de todo, su mirada delataba la incomodidad que sentía.

Movió la pierna hasta poder apoyar el pie en el suelo y trató de levantarse pero el peso del rubio le impedía poder hacer movimiento alguno. Rápidamente pensó en una forma para poder regresar ambos de pies al suelo e ir hacia el dichoso escritorio pero la única forma que se le ocurría le era el doble de "vergonzosa" que la posición actual. Si momentos antes deseaba, por una de las pocas veces, que entrara Kusakabe por esa puerta les quitara esa cosa ahora deseaba lo contrario, que si por casualidades de la vida alguien entraba disfrutaría acabando con su conciencia... cuando lograra salir de ese aprieto.

-¿Sigues pensando que la posición no es tan incómoda? - preguntó entrecerrando la mirada de forma fulminante.

Relajó el rostro, no le agradaba la sola idea de dejarse ver afectar por situaciones como esa y con ello era lo único que lograba hacer. Ya que, se movió hasta lograr apoyar la rodilla entre el respaldo del sofá y el cuerpo del rubio, dejando la otra con el pie apoyado en el suelo. Si no ponía de su parte no levantarían ni esperando a las campanadas del nuevo año.

-Oe. - Mantuvo el silencio unos segundos, buscando las palabras exactas con las que poder explicarse, o mas bien preguntar, sin necesidad de utilizar demasiadas palabras. - ¿Y si tratas de deslizarlo hacia arriba?

Si estaba en lo cierto podría tratar de deslizar el látigo por la espalda del otro y al igual el rubio por la propia, eso significaba tocar y ser tocado, sufrir el daño por la "cuerda" al rozar... ¿pero que era un poco de dolor comparado a cuando tuvo casi todos los huesos rotos? Solo tenía una cosa clara, movimientos bruscos en intento de soltarse la cosa se enredaba mas.

Spoiler:
- OUH! Kyouya! -

Debi haber esperado que tarde o temprano la irritacion de mi talentoso y mordaz estudiante llegara a cierto limite en el cual comenzaria a cumplir su promesa de morderme a muerte, pero despues de cinco minutos sin haber visto cumplida la amenaza ya habia pensado que al menos en esta visita no terminaria sintiendo sus dientes en mi piel. Aun asi le mire con ligero reproche cuando me mordio el hombro y aunque me sonreia de forma burlona podia notar que esta situacion no le agradaba mucho y me pregunto si aun pensaba que la situacion era agradable y le sonrei con cierta malicia a pesar de sentir las mil y un amenazas en su mirada

- jejeje... pues ahora me parece aun más agradable... kyouya -

Dio una pequeña sugerencia, lo cual me sorprendio ya que Kyouya siendo él mismo me habria ordenado más que nada. La idea no era mala de hecho, podria ser que funcionara y aunque ya sabia que despues de esto terminaria sumamente golpeado, no pensaba desaprovechar la oportunidad que se me presentaba.

- mhhh.... puede que eso funcione, necesitare de tu completa cooperacion kyouya -

Manteniendo la misma sonrisa empece a intentar deslizarme por entre el latigo, no era facil ya que estabamos bastante cerca el uno del otro, poco a poco me movia con suavidad debajo de kyouya y un leve rubor subio a mis mejillas ya que los roses era demasiado 'agradables'. Con lentitud logre bajar un poco, pero no fue mucho, a lo más que pude llegar fue hasta dejar mi rostro un poco más abajo del de kyouya.

- mhhhh .... si hubiera algo de vaselina a la mano seria más facil -

Tuve una muy fugaz idea y decidi ponerla en practica, tenia la excusa perfecta y aunque sabia que despues pagaria las consecuencias no quise dejarla pasar.

Incline un poco mi rostro hacia el frente mirando por encima del hombro de kyouya y segui intentando moverme pero al ver que no progresaba movi ligeramente mi rostro y le bese el cuello para despues soltar un leve respiro en la sensible piel blanca de mi estudiante, mi sonrisa no se habia desdibujado de mi rostro en ningun momento y mire espectante al muchacho frente a mi.

- creo que no puedo moverlo más hacia arriba mi querido kyouya -

En ese momento recorde que convenientemente ya tenia mi testamento hecho, en cuando nos liberaramos de esto si no temrinaba muerto por el pequeño chico japones.. entonces iria a visitar el hospital de namimori, pero aun asi vale la pena

Spoiler:
Cooperar... esa palabra llegó a él como cual golpe en pleno cogote. Torció el gesto renegando, aunque no le agrada la idea en parte lo había sugerido y ya no había vuelta atrás. Iba a moverse para intentar mover el látigo a pesar de que la postura y el dichoso sofá se lo impedían, cuando notó movimiento bajo él. Un ligero escalofrío le recorrió todo su ser ante aquellos nuevos roces.

-Si tu ropa no estuviera húmeda quizá patinara mas.

Bajó un tanto el rostro para tratar de separar aunque fuera un poco el enredo del otro ante sus movimientos pero aquel simple beso lo dejó quieto como cual estatua. Sintió un ligero hormigueo al sentir la respiración tan cerca y mas sobre una zona sensible, a lo cual solo un suspiro emanó de sus labios como respuesta.
Tan solo segundos tardó en procesar lo ocurrido, frunció el gesto rompiendo el contacto visual con el otro para ir directo a su cuello. A quien le importaba ahora si se podía mover o no el arma del otro, clavó sus dientes nuevamente pero esta vez su fuerza se había ido en aquel suspiro con lo que no pudo morder con la fuerza deseada.

-Idiota... ¡¿qué demonios crees que haces?!

Echó todo lo que pudo la cabeza hacia atrás, con ello arqueó parte de la espalda, lo que pudo. Giró la mirada dando con el pequeño pájaro al lado de la tortuga, una idea cruzó su cabeza pero la desechó, no le convenía ordenarle al animal que fuera a pedir ayuda estando en semejante posición.

-Levántate - ordenó haciendo fuerza hacia arriba.

Sabía que se jugaba el sacar al otro y quedar él enrredado, pero mejor era eso que ambos. En ningún momento regresó la mirada al otro y no lo haría hasta que aquel casi sonrojo aparecido por el toque en su cuello desapareciera.

Spoiler:
Cerre uno de mis ojos al sentir como Kyouya me mordia le cuello, pero llamo mi atencion el que no lo hiciese con al fuerza que esperaba y de hecho, eso volvia aquella mordida un tanto placentera y carente de cualquier verdadera amenaza, en lugar de eso solo recibi una reclamacion que solo provoco que mi sonrisa se ampliara más, Kyouya podia llegar a ser extremadamente lindo al avergonzarse.

- Solo intento liberarnos, eso es todo, ¿que otra cosa intentaria hacer? -

Me hizo algo de gracia que se rehusara a mirarme y ahora buscara con un poco más de 'desesperacion' una forma de sacarnos de este embrollo, me levante un poco al punto de quedar sentado en el sillon y con kyouya sentado en mis piernas, mentiria horriblemente si dejara que estaba incomodo ya que me pasaba todo lo contrario.

- mhhhh... tengo una idea, solo te pido no intentes arrancarme la cara mientras hago esto kyouya -

Moviendo un poco más mi otra mano, logre colocarla en el otro gluteo de kyouya y tuve que hacer uso de todo mi autocontrol apra no sonreir bobamente ante mi alegria de poder haber hecho eso antes de morir y tambien para abstenerme de apretarlos un poco. Le sonrei de la forma más despreocupada y nomarl que pude mientras le hablaba con tranquilidad

- Necesito que me rodees con tus piernas para poder levantarme e ir al escritorio Kyouya, esta e sla mejor forma de soportar tu peso -

En estos brevemes momentos me sentia en la gloria o lo más cercano a ella que se podia....
Spoiler:

Suspiró algo mas aliviado al sentir que el otro levantaba y no debía hacer demasiada fuerza. Regresó la mirada a él algo atónito al escucharle, no debía ser demasiado buena su idea cuando ya le pedía que no le hiciera daño -en otras palabras- lo cual quedó confirmado al sentir una mano sobre su trasero. Arrugó la nariz clavando su mirada en el otro.

-En el escritorio no deben haber mas que papeles...

Dio un largo suspiro y tras meditarlo lo suficiente se movió, apoyando todo su peso sobre las piernas del rubio y así poder mover las piernas hasta rodearle con ellas.

-Además según tu esta cosa es resistente.

Ya no sabía de que reprochaba si de todas estaba haciendo lo que el otro había "pedido". Sonrió ladino, en el fondo... muy en el fondo la situación se le hacía graciosa aunque le superaba el sentirse incómodo. Era la primera vez que estaba de tal forma sin estar golpeándole o algo parecido.

Spoiler:
Mire a kyouya a los ojos e hice una ligera expresion de desepcion al saber que no habia nada más que papeles y reportes en su escritorio, utilizar a enzio estaba fuera de discucion y el ave de kyouya era una opcion aun menos probable.

Recostandome un poco en el respaldo del sillon y teniendo a kyouya literalmente sentado en mis piernas me puse apensar, claro... me tome mi tiempo, la posion me here demasiado agradable a pesar de la situacion y la disfrutaria el tiempo que me fuese posible.

- mhhh... si no hay más que papeles entonces no tenemos muchas opciones mi querido Kyouya, aunque quizas.... -

Sonrei con algo de malicia y sujetando 'firmemente' al muchacho en mi regazo, me levante, con cuidado camine hasta llegar al escritorio y coloque a kyouya sentandolo en este, sin desdibujar mi sonrisa le hable con una suavididad inecesaria

- veamos si esta vez si puedo deslizarlo~ -

De nueva cuenta comenze a moverme hacia abajo con suavidad y esta vez podia controlar mejor los roses entre ambos cuerpos, poco a poco logre deslizarme mas mi rostro llego a la altura del cuello de kyouya y aunque quisiera no podia moverlo, aunque no lo ubiese hecho de todas formas.

Manteniendo mi respiracion tranquila para no incomodar demasiado a mi pequeño alumno segui bajando hasta detenerme solo unos momento para besar nuevamente su cuello, esta vez permanesiendo unos segundos más antes de deslizarme más abajo hasta llegar a la altura de su pecho... al menos aqui mi rostro estaria asalvo de cualquier mordida...

..... lo malo es que nuevamente me habia atorado ....

Spoiler:
Se movió lo justo cuando el rubio se recostó, era como si fuera la sombra del otro siguiéndole en todo movimiento. Cerró los ojos dejando escapar un ligero bufido, sin escucharle en lo mas mínimo.
Sus ojos se abrieron nuevamente al sentir el nuevo movimiento, si antes se sentía incómodo la nueva sensación le era ahora indescriptible. Arrugó la nariz y escondió el rostro en el hueco del hombro y cuello del mayor, sin rozarle a penas.

Medio se acomodó como pudo cuando le sentó, manteniendo su postura hasta que las palabras llegaron a su oído. Se incorporó dibujando una sonrisa ladina en su rostro.

-¿Creo que soy el único que se da cuenta que a cada movimiento esto parece apretarse mas?

Ladeó la cabeza con la mirada ida al sentir de nuevo aquel pequeño beso en su cuello, aunque no fuera a admitirlo ni con echos ni palabras -se descontamos el echo que se mantuvo mucho mas quieto de lo normal en esa situación, no por estar prácticamente maniatado junto al rubio- el que fuera él quien le entregaba esa pequeña sensación, por minúscula que fuera, no le desagradaba. Suspiró quedo volviendo a la realidad, tarde, el otro había descendido y con ello se le había escapado de una nueva mordida.
Frunció el gesto al notar en que parte se había atorado; ahora si, si entraba alguien ya podía ir buscándose un buen lugar de descanso porque se lo comía nada mas salir de esa situación.

-Y de nuevo quedaste atorado...

Buscó con la mirada algo que fuera de utilidad pero desgraciadamente, y como los intentos anteriores, en vano. Empezaba a pensar que solo quedaría la esperanza de que se apareciera alguien y les ayudara, aunque no le agradara en lo mínimo ni ser visto así ni requerir de ayuda. Agachó la mirada para ver, aunque fuera su cabeza, al rubio.

-Sube.

Spoiler:
Atorado y con mi cabeza ligeramente recargada en el pecho de Kyouya, él más temido prefecto de toda Namimori, cualquiera en mi lugar probablemente estaría sufriendo un ataque de pánico, pero eso estaba muy lejos de lo que yo en realidad sentía. Estar en esta situación se había vuelto bastante divertido y placentero para mi, me daba la 'libertad' de hacer ciertas cosas, por muy pequeñas que fueran, que siempre había querido hacer y no terminar masacrado por mi adorado estudiante.

Me mantuve unos momentos más en el pecho de Kyouya, demasiado cómodo y con una amplia sonrisa en mi rostro como para hacerle caso inmediatamente cuando me pidió que me levantara. Sin embargo, si lo ignoraba demasiado terminaría molestándose y quizás mordiendo mi cráneo hasta lograr romperlo... eso no seria muy provechoso o placentero.

Soltando un leve suspiro comencé a moverme nuevamente, esta vez el rose entre ambos fue un tanto más 'brusco' y creo que estaba comenzando a sonrojarme un poco, aun así estaba cara a cara con mi alumno y le sonreí con cierta inocencia.

- bueno.... al parecer tendremos que esperar un poco a que alguien venga..... si es que alguien viene - mire un pequeño reloj en el escritorio de kyouya... eran las 5:30pm ... poco probable que alguien viniera y curiosamente eso me animo un poco en lugar de deprimirme - deberíamos aprovechar este tiempo mi querido Kyouya, después de todo, esta es una situación única para tener una charla cercana entre maestro y pupilo -

Intente mover un poco mis manos, aunque me sentía feliz de poder tocar aquella zona de mi alumno, con el tiempo él podría sentirse demasiado incomodo, asi que moviendolas un poco logre colocarlas en su espalda baja y por entre su camisa, la cual se había desfajado entre tantos movimientos, deslices e intentos de liberarnos.

Entonces tuve un vago pensamiento, Kyouya a pesar de tener siempre esa expresión de molestia, no se había mostrado tan violento como siempre, esto me hacia sospechar de que quizás existiría la muy diminuta y casi inexistente posibilidad de que esta situación no le molestara tanto como pensaba... le sonreí con muy leve coquetería mientras ladeaba levemente mi rostro y le miraba un tanto divertido

- oh si no quieres hablar, podríamos intentar hacer otras cosas -


avatar
Hibari Kyoya
Administrador

Mensajes : 93
Edad : 25
Arma : Tonfas
Llama : Nube

http://dl.quijost.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rutina, el pan de cada día? -Priv. Dino-

Mensaje por Hibari Kyoya el Mar Abr 06, 2010 1:52 am

Mantuvo su mirada, como si no tuviera nada mejor que hacer, en aquella rubio cabellera y en lo poco visible del rostro ajeno. Casi podía pensar en el que otro no haría caso y se quedaría así, ya fuera por simple gusto porque de nuevo no podía moverse. Dio un ligero suspiro y desvió la mirada a la ventana, que mejor que perder el tiempo observando el cielo... hasta que cierto roce provocó que, por segunda o tercera vez, arrugara la nariz para evitar un leve sonrojo.

Flexionó las piernas al momento de sentir la mano ajena entre su camisa, buscando el no sentir mas contacto pero lo único que provocó fue que su trasero se deslizara hacia adelante el poco espacio que quedaba para no quedar completamente pegado al otro. Bien, parecía que cuanto mas se moviera para "alejarse" del rubio mas se apegaba a él. En un momento como ese la verdad, lo último que le interesaba era mantener una conversa con alguien -sin contar que las charlas largas tampoco eran lo suyo- así que simplemente mantuvo la mirada fija fuera.
Lo último llamó su atención, así que le observó por el rabillo del ojo.

-¿Qué otra cosa tienes en mente? - preguntó como cual iluso sin haberse percatado en la coquetería del otro. Sentía que algo iba mal, empezaba a sentirse cada vez mas extraño y la necesidad de golpear algo para distraer su mente se hacía cada vez mayor.


avatar
Hibari Kyoya
Administrador

Mensajes : 93
Edad : 25
Arma : Tonfas
Llama : Nube

http://dl.quijost.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rutina, el pan de cada día? -Priv. Dino-

Mensaje por Dino Cavallone el Mar Abr 06, 2010 2:54 am

Cuando me pregunto a que me refería, tuve unas inmensas ganas de comenzar a reír, Kouya podía llegar a ser sumamente inocente algunas veces, y era algo que me encantaba de él, que a pesar de ese duro y frió exterior, dentro de él podía haber algo tan tierno como la inocencia. Mi sonrisa se amplio y rei de forma muy suave para no incomodarle, note como al intentar alejarse un poco de mi terminaba haciendo que la parte superior de nuestros cuerpos se juntara más.

- ¿a que me refiero? ... bueno... es algo simple y quizás te agrade, o tal vez no je no lo sabre a menos que lo intente -

Le sonreí ampliamente mientras le miraba con bastante cariño y calidez, con cuidado acerque mi rostro al suyo y bese de forma tentativa su mejilla antes de mover mi rostro y capturar su labios con los mios. Era un movimiento arriesgado, sumamente arriesgado, cabía la posibilidad de que kyouya me rechazara y desarrollase rencor contra mi, había muchos escenarios en lo que esto podria acabar muy, MUY mal.... pero en estos momentos eso era lo que menos me importaba, la sensación de tener finalmente mis labios contra los suyos era por mucho la más satisfactoria y placentera que había experimentado en mi no tan corta vida.

Después de tanto tiempo de estar manteniendo mis impulsos a raya, ahora estaba dejandolos fluir poco a poco, arriesgándome por que simplemente ya no soportaba contenerlos por mucho más tiempo. Separe mis labios de los de kyouya con lentitud y aunque ahora sentí un leve nerviosismo no lo exteriorice, solo le dedique una leve sonrisa y entrecerré un poco mis ojos, durante mucho tiempo le habia intentado mostrar a kyouya que me importaba y que era mucho mucho más que mi estudiante, quizas con algo más directo... como un beso... el chico entre mis brazos se daria cuenta.

- a esto me referia..... jejeje... -
avatar
Dino Cavallone

Mensajes : 17
Edad : 29
Localización : Sicilia
Arma : Latigo
Llama : Cielo
Pareja Actual : ;A; ~

http://www.pixy-xd.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rutina, el pan de cada día? -Priv. Dino-

Mensaje por Hibari Kyoya el Jue Abr 15, 2010 4:22 pm

De no haber sido porque no podía, en el momento que escuchó "tal vez te agrade, tal vez no" se habría dado media vuelta y lo habría ignorado por completo aunque, como siempre, la curiosidad se había echo presente en él. Entrecerró la mirada al verle acercarse hacia si. Instintivamente estuvo por girar la cara de golpe, pero no supo bien si no lo hizo simplemente por no reaccionar hasta sentir los labios ajenos sobre los suyos o por la dichosa curiosidad despertada segundos antes.

Ahora, por mas que su cuerpo quisiera seguir mostrándose el controlador de todo, su mente no ordenaba gesto alguno. No podía, o mas bien no quería, admitir que aunque aquel contacto no había sido su puño contra el otro se sentía bien. Ante ese fugaz pensamiento su rubor, casi invisible, de hacía unos instantes se hizo un tanto mas visible.
No se movió un ápice al separarse el rubio, ¿cómo podía sonreír con tanta facilidad en casi todo momento?

-Aah...

Ladeó la cabeza buscando que responder a ese "a esto me refería", sinceramente no había entendido bien el que pero tampoco iba a preguntar. Se mordió con el colmillo el labio inferior sin despegar su mirada de la ajena.

-Si solo fue eso fue aburrido, y lo aburrido no me gusta.


avatar
Hibari Kyoya
Administrador

Mensajes : 93
Edad : 25
Arma : Tonfas
Llama : Nube

http://dl.quijost.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rutina, el pan de cada día? -Priv. Dino-

Mensaje por Dino Cavallone el Sáb Abr 17, 2010 9:06 pm

Nervioso por oir la respuesta del pelinegro, levante mis cejas al oirle describir lo anterior como 'aburrido'.... aburrido... ¿aburrido!? .. ¿como rayos era un beso aburrido!?, no me moleste, simplemente me confundio un poco, pero esto duro breves segundos antes de que mi sonrisa se tornara un tanto diferente. el rubor en el rostro de kyouya le delataba, quizas no le parecio algo bastante 'impactante' pero le habia gustado, o eso era lo que podia ver por mi mismo.

Entrecerrara levemente los ojos, aun mirando con fijeza a kyouya me acerque otra vez y le dije con cierta malicia

- te pareció aburrido? ... eso puede cambiarse, pero para eso debes poner de tu parte, kyouya -

Nuevamente bese al pelinegro, esta vez volviendo la acción más 'interesante' al retarle un poco, esta vez mordiendo uno de sus labios y demostrándole en cierta forma que el derecho de morder a otros no era exclusivamente suyo. Mientras le besaba acaricie su espalda baja con mis manos, no podía mover del todo mis brazos pero mis muñecas no estaban inmovilizadas y podia al menos darle algunas caricias.

Poco a poco aumente la intensidad del beso, invadiendo la boca de kyouya y explorándola, separandome momentos despues solo para que tanto kyouya como yo pudiéramos tomar algo de aire, le sonrei un tanto divertido mientras apoyaba levemente mi frente contra la suya.

- fue un poco más interesante? ... -
avatar
Dino Cavallone

Mensajes : 17
Edad : 29
Localización : Sicilia
Arma : Latigo
Llama : Cielo
Pareja Actual : ;A; ~

http://www.pixy-xd.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rutina, el pan de cada día? -Priv. Dino-

Mensaje por Hibari Kyoya el Lun Abr 19, 2010 1:01 am

Frunció ligeramente el entrecejo al ver que de nuevo se acercaba, mordiendose con mas fuerza el labio sin llegar a lastimarse a si mismo. Iba a ordenarle de mala gana que se alejara pero antes de poder siquiera abrir los labios fue callado por su comentario.
Al momento de sentir nuevamente los labios del italiano sobre los propios pasó vagamente el pensamiento de que le tomaba por un "vago" que no sabía poner de su parte en nada. Bueno, algo que no fuera pelear.

Dejando su personalidad apática a un lado por tan solo esos momentos sus labios se entreabrieron como respuesta a la mordida, a la par que dejaba escapar un pequeño suspiro contra los ajenos. Aquella sensación iniciada anteriormente en él, ahora de forma lenta se tornaba en un ligero nerviosismo. Pocas veces eran las que no sabía como reaccionar y lo peor de esa, que sentía que perdía las riendas.

Se estremeció entre aquellas manos que le acariciaban. Por mas que no quisiera demostrar que lo que había tachado por aburrido en verdad le agradaba, no podía; sus se aferraron a su chaqueta, hundiendo mas los dedos en aquella tela según trataba de seguir el ritmo de aquella lengua invasora. Dio gracias internamente cuando el otro se separó, no por desagrado alguno sino por la necesidad de aire; aquel nerviosismo empezaba a jugarle mal. Alzó los hombros como pudo, dejando sus labios entreabiertos.

-¿Debo responder a eso?

Apenas arrimándose lo justo lamió con lentitud los labios del italiano, dejándole en claro que igual él sabía poner de su parte en eso aunque no tuviera la "experiencia" del otro.

-Sin la pregunta hubiera estado mejor...


avatar
Hibari Kyoya
Administrador

Mensajes : 93
Edad : 25
Arma : Tonfas
Llama : Nube

http://dl.quijost.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rutina, el pan de cada día? -Priv. Dino-

Mensaje por Dino Cavallone el Mar Abr 20, 2010 12:38 am

El que durante aquel beso Kyouya se mostrase 'cooperativo' me motivaba a querer intentar un sin fin de cosas.... de las cuales no podia hacer muchas debido al dilema en el que nos encontrabamos desde hace ya buen rato. Valla suerte la mia... mire al muchacho entre mis brazos breves momentos antes de sentir como lamia mis labios, me sorprendio un poco él que kyouya tomara esa iniciativa y mi sonrisa se torno un tanto más seductora.

Absteniendome de soltar otro comentarioo, me incline un poco hacia èl y volvi a besarle, Kyouya siempre habia sido bueno al aprender rapido las cosas o tomars y adaptarlas a su propio estilo, estaba seguro que dentro de poco su falta de experiencia no seria tan notoria, aunque en cierta forma eso le hacia verse más tierno ante mis ojos.

Acaricie su lengua con la mia, suavemente, intentando guiarle, mostrarle el modo y por ende dominando el beso la mayoria del tiempo, de haberme sido posible, habria abrazado a kyouya aun más contra mi, pero lo unico que podia hacer por ahora era continuar las caricias en su espalda, sentir su piel la cual resultaba ser más tersa de lo que habia imaginado y trazar leves patrones con mis dedos.

Me separe nuevamente para recupearar el aliento y bese levemente el labio inferior del pelinegro mientras aquella sonrisa seguia dibujada en mi rostro. Lleve mis labios ahora al hueco etntre el cuello y la oreja de mi pupilo, besandole suavemente y notando algo de movimiento por el rabillo de mi ojo.

Enzio se habia movido por el escritorio, lentamente hacia nosotros y al parecer iba a intentar jalar un pequeño extremo de mi latigo.... más mi querida mascota tardria un tiempo en realizar su intento de rescate, y sinceramente, por mi podria tomarse todo el tiempo que quisiera~ ..... aunque luego me pregunte ¿como rayos habia llegado mi tortuga de la mesa e centro al escritorio? ...... juro que enzio corre cuando no lo veo....

Encogiendome de hombros mentalmente, segui en lo mio, besando el cuello de kyouya y pasando mi lengua levemente por su piel
avatar
Dino Cavallone

Mensajes : 17
Edad : 29
Localización : Sicilia
Arma : Latigo
Llama : Cielo
Pareja Actual : ;A; ~

http://www.pixy-xd.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rutina, el pan de cada día? -Priv. Dino-

Mensaje por Hibari Kyoya el Sáb Mayo 15, 2010 10:34 pm

Quedó por tan solo unos segundos con la mirada fija en aquella sonrisa, hasta que de nuevo el movimiento del mayor le hizo regresar de pies al suelo, si es así podía llamarse.

Se dejó guiar por el italiano, perdiendo las pocas fuerzas ante cada roce y dejando emanar nuevamente quedos suspiros. Sinceramente, si hace unas horas le hubieran dicho que la rutina se le hubiera ido por el traste de esa forma sin duda no solo no se lo habría creído, sino que además pobre del que lo hubiera siquiera insinuado. Pero, a pesar de la obviedad, no estaba haciendo ni el mínimo esfuerzo por no seguir aquel beso ni nada parecido con lo que ya ni él mismo se entendía en ese momento.

Al momento que el otro se separó volvió a fijar su mirada en aquella sonrisa característica del rubio italiano, siguiéndolo hasta que quedó fuera del alcance de su mirada. Dio un pequeño, casi innotorio de no haber sido por el estar apegado por completo al otro, al momento de sentir el mínimo contacto sobre su cuello.
Había quedado completamente ajeno a lo que ocurría a sus espaldas, y a decir verdad poco le importaba.

Ladeó el cuello por pura inercia, sintiendo como aquel pequeño cosquilleo aumentaba ante cada roce.

- Ya basta, eso es... algo... incómodo - comentó no muy convencido de sus palabras.

Quizá la palabra "incómodo" no era la que podía describir el como se sentía, o al menos eso era lo que demostraba su rostro ya que había desvíado por completo la mirada y aquel color carmín seguía presente en sus mejillas. Inclinó la cabeza hasta poder apoyarla en su hombro y así tener una escusa para no tener que lidiar con su mirada, aunque aquello significara tener completo contacto con él.
Sin embargo a todo, deslizó la mano bajo la chaqueta y tras varios intentos logró deslizarla hasta deslizar tan solo la yema de los dedos por piel ajena; tan solo aquellos centímetros que la posición le permitía.


avatar
Hibari Kyoya
Administrador

Mensajes : 93
Edad : 25
Arma : Tonfas
Llama : Nube

http://dl.quijost.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rutina, el pan de cada día? -Priv. Dino-

Mensaje por Dino Cavallone el Miér Jun 16, 2010 6:33 pm

Me dio un poco de gracia el que kyouya siguiera diciendo que esto no le agradaba, ni su tono de voz, ni su idioma corporal le ayudaban ya que me decían todo lo contrario. Al sentir su cabeza sobre mi hombro y su mano intentando meterse bajo mi camisa, una amplia sonrisa se dibujo en mi rostro. Dejando por breves momentos su cuello, subí un tanto a su oreja, rosandola con mis labios y susurrándole con suavidad

- que poco convincente.... kyouya~ - Mordí un tanto su oreja a modo de 'reprimenda' por un argumento tan débil - si quieres detenerme tendrás que hacer algo mejor que eso -

Mientras mis manos seguían en lo suyo sentí un fuerte mordisco en uno de mis dedos y quejándome levemente, note a Enzio mordiéndome el dedo, le dique una mirada algo irritada a mi tortuga antes de que me soltara y jalara un extremo de mi látigo.

Repentinamente el fuerte agarre que nos aprisionaba a kyouya y a mi se deshizo y mi arma callo en parte al suelo y al escritorio del pelinegro. El ya no tener la constante presion del arma era un alivio, más no me movi aun manteniendo a kyouya entre mis brazos rei un poco y lleve mi rostro un tanto hacia atras para poder ver al pelinegro

- parece ser que Enzio si fue de ayuda -

Por un breve momento pensé que kyouya intentaría alejarse de mi al sentir mayor movilidad y aunque cabía esa posibilidad, no lo dejaría, al menos no a la primera, esta era una oportunidad unica y no la hecharia a perder. Ahora con más movilidad acerque nuevamente mis labios a los del pelinegro y le estreche contra mi.

Hibari Kyouya era el guardian de la nube Vongola, la nube libre e independiente, imposible de atrapar.... mas las circuntancias me permitian tenerle preso contra mi, aunque fuese unos instantes, instantes que no podia dejar escapar entre mis dedos tan facilmente y menos ahora que habia logrado avanzar tanto con el pelinegro. No le dejaria huir de esto, al menos no por las buenas.
avatar
Dino Cavallone

Mensajes : 17
Edad : 29
Localización : Sicilia
Arma : Latigo
Llama : Cielo
Pareja Actual : ;A; ~

http://www.pixy-xd.deviantart.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rutina, el pan de cada día? -Priv. Dino-

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.